Ortopedia y Traumatología Pediátrica.

Ortopedia y Traumatología Pediátrica.

La ortopedia pediátrica es una parte de la cirugía ortopédica y traumatología que se encarga de los trastornos músculo-esqueléticos de los niños y adolescentes. Tambien se ocupa de la prevención y diagnóstico de las afecciones del sistema músculo esquelético del niño en el tratamiento de patologías muchas veces complejas, que necesitan una acción coordinada.

Los especialistas en ortopedia pediátrica tienen una formación específica en los problemas ortopédicos o traumatológicos de los niños y se dedican por completo a su estudio y tratamiento.

La Ortopedia Infantil se va ocupar del monitoreo del niño en las diferentes etapas de su crecimiento: se harán los controles de columna, postura y ejes de piernas y pies. Guiará a los padres en el cuidado de las pautas de prevención para el desarrollo de los principios básicos y elementales de cuidado y protección de su sistema músculo esquelético, para la práctica de actividades físicas y deportivas, logrando niveles acordes a cada edad, previniendo las lesiones deportivas evitables, tales como desgarros, esguinces,etc, de manera de obtener un buen rendimiento físico.

La Traumatología Infantil tratará las lesiones traumáticas del niño, adecuando el tipo de tratamiento a la lesión que presente, a la edad del mismo y a las complicaciones o lesiones asociadas. Una misma fractura puede ser tratada de diferentes maneras según la edad del niño. La funcion del traumatologo es seleccionar el tratamiento más adecuado para cada caso en particular, basado en su experiencia y en una continua actualización para permitir a los pacientes el acceso a técnicas modernas más eficientes.

Para más información:

Ortopedia y Traumatología infantil

Como cuidar nuestra espalda

EL PIE PLANO INFANTIL

Figura 1. Valguización del tobillo o deformidad interna vista desde atrás.

EL PIE PLANO INFANTIL

 El pie plano es uno de los motivos más frecuentes de consulta para Pediatras y Traumatólogos Infantiles. Este tipo de pies, en la mayoría de ocasiones, no producen dolor ni limitación en el niño y son los padres los que solicitan la consulta por un desgaste excesivo en el calzado o una deformidad del tobillo al apoyo. Su correcto diagnóstico y un tratamiento adecuado a la edad del niño son básicos para evitar tratamientos frecuentemente innecesarios.

¿Por qué se produce el pie plano?

El pie plano se debe al hundimiento de la bóveda o arco de la planta del pie. En adultos esto es algo anormal y puede ser una causa importante de dolor, mientras que en niños (sobre todo los más jóvenes) se debe a una mayor almohadilla grasa en la planta del pie y a una mayor flexibilidad de las articulaciones que “ceden” por el peso y se aplana el arco del pie.

¿Cómo se diagnostica el pie plano?

Como primer filtro, el paciente acude a una revisión con su Pediatra, siendo éste el que, mediante una exploración completa, puede determinar si se trata de un pie plano normal o patológico. Ante las dudas, sospechas de una patología o dolor elevado, el paciente es derivado al traumatólogo infantil, que será el especialista que deberá determinar su normalidad o no. Para ello, se realiza una exploración completa de los pies del niño, tanto en camilla (sin apoyo) como viendo al paciente caminar. Con esta exploración se puede apreciar el comportamiento de la mecánica del pie en reposo y en carga. Del mismo modo, es aconsejable visualizar la huella plantar en un aparato denominado podoscopio, para determinar el grado de huella plantar.

Lo más importante con esta exploración es:

-          Determinar la mecánica del pie.

-          Averiguar si el pie es flexible o rígido.

-          Conocer si el paciente tiene dolor o cansancio prematuro al caminar.

-          Valorar el resto de articulaciones y/o patologías que pueden dar dolor en el pie.

¿Cuál es el tratamiento del pie plano infantil?

Muy extendido ha estado el tratamiento del pie plano del niño con plantillas y costosos e incómodos calzados. Es importante resaltar que en casos de pies “normales”, no hace falta el uso de plantillas ni ningún tipo de calzado especial, ya que no han demostrado mejorar el pie plano infantil. Si bien no perjudican, no son necesarios estos tratamientos. Se aconseja que el niño camine descalzo el máximo tiempo posible y vigilar el peso del niño, así como ejercicios de puntillas y talones.

¿Saben cuántos pies planos hay en países subdesarrollados? Ninguno, exceptuando los pies planos con enfermedad. ¿Por qué? Porque siempre caminan descalzos y el pie se desarrolla correctamente.

Sólo en casos de pies planos de larga evolución sin mejoría, pies planos rígidos o pies planos dolorosos, el traumatólogo infantil solicitará radiografías de los pies en carga para determinar si el paciente:

-          Precisa de un estudio y tratamiento biomecánico del pie con plantillas.

-          Precisa de otras pruebas como resonancia magnética o TAC para valorar patologías como la coalición calcáneoastragalina o coalición astrágaloescafoidea.

-          Precisa de un tratamiento mediante cirugía para una mejoría funcional: consistente en colocar una prótesis en el pie para mejorar el arco plantar y modificar la deformidad del tobillo, o bien en cirugías más complejas para los casos de pies planos del adolescente.

¿Hasta qué edad se puede considerar normal un pie plano?

El pie plano del niño se considera normal hasta la edad de 9 o 10 años, siempre y cuando el niño no tenga dolor ni limitación para sus actividades habituales.

¿Cómo se debe actuar ante cualquier duda en los pies de nuestros hijos?

En definitiva, ante un paciente infantil con pie plano, con molestias continuas, cansancio precoz, desgaste excesivo de calzado o cualquier otro síntoma de duda, se aconseja una revisión por un traumatólogo especialista en patología infantil.

Para más información: Pulse aqui.

 

Figura 4. Corrección del valgo del tobillo en puntillas. Pies flexibles y de buen pronóstico.

TUMORES OSEOS EN EL CRECIMIENTO DEL NIÑO